"Imagination is the one weapon in the war against reality."

Jules De Gaultier



domingo, 13 de enero de 2013

Fido: El Héroe de LA NIEBLA

Hace casi una semana una persona me preguntó "¿Cómo es que se llama esta muchacha?" como si habláramos de una conocida en común.  Hice una pausa antes de responder, pues me sorprende que un personaje que me inventé cuando aún escribía en WordPerfect tenga el reconocimiento del cual hoy goza Sabrina Saavedra.



Extrañaba interactuar con los lectores, pero no me percaté de esto hasta ayer, cuando me invitaron a participar en el Círculo de Lectura de los Estudiantes Practicantes del Supermercado Riba Smith, quienes recién habían leído La Niebla, bajo la admirable dirección del Profesor Francisco Alberto Barrios González y el Señor Roberto Medina, baluarte de la cultura literaria y promotor de los múltiples círculos de lectura que el Supermercado Riba Smith ha impulsado a lo largo de los años.



Me fascinó el separador de libros que diseñaron en base a la más reciente portada de La Niebla.  ¡Ya tengo el mío en uso!  Al final de la reunión rifamos ejemplares de mis tres obras; en las fotos apreciamos a dos de los ganadores, Anthony y Brandon.

Entre otros aspectos, conversamos sobre unas de las escenas más populares de la novela, la persecución automovilística en el Corredor Sur y el enfrentamiento en el Aeropuerto de Albrook.  “Ramón Jurado tiene esa habilidad de poner al lector como si estuviera ahí mismo donde se están dando los hechos,” comentó Roberto Medina, lo cual para mí es un alivio ya que esas escenas no fueron más que un experimento a ver si podía transmitir semejantes sucesos con la misma inmediación y emoción que una película.




“Yo me quedé con una malicia hacia el papá [de Sabrina]” advirtió el Profesor Barrios, con un ojo atinado.  Esa malicia será recompensada cuando lea Veritas Liberabit y las próximas novelas de la serie de Baker Street Security.



El Profesor Barrios compartió con nosotros una escandalosa y lamentable anécdota de sus días en Italia, cuando tuvo oportunidad de conocer a un autor que admiraba y éste despectivamente le espetó: “Yo no me codeo con estudiantes.”  ¡Semejante arrogancia debe ser castigada con un rechazo absoluto a sus obras!  El poder articular en la página unos párrafos artísticos no hace a nadie superior a quien puede cocinar un banquete exquisito o a quien puede prolongar una vida instalando un marcapasos.  



Hoy amanecí con un e-mail del Profesor Barrios en el que me decía: “La verdad es que me rompiste todos los juicios a priori que tenía acerca de un autor que empieza a volar en el arte de las letras en su terruño patrio…”  Al contrario, la habilidad de escribir no me hace más especial que cualquiera de los muchachos con los cuales departí ayer.  Mis historias pueden ser entretenidas, y a medida que envejezco entierro más mensajes sobre la vida real entre sus líneas, pero al fin y al cabo mi único aporte valioso es demostrar que cada uno de nosotros puede y debe perseguir sus sueños desde el instante en que germinan.







Y, ¿qué tiene que ver Fido con todo esto?  Uno de los lectores, Ronald, hizo énfasis en la mascota de Sabrina, a quien considera un héroe por haberle avisado a Sabrina cuando intentaron asesinarla y luego le informó que la costa estaba libre.  Hace mucho tiempo que no pensaba en el gato negro de Sabrina, quien entra y sale de su apartamento en Vía Argentina como “Pedro por su casa”.  En La Niebla, nuestra hermosa detective nos anticipó que el felino llegó a su lado durante “El Caso de las Siete Muertes de la Señora Herrera”.  A lo mejor tenga que hacer espacio en mi agenda para escribir uno de estos días el origen secreto de Fido…








2 comentarios:

Francisco Alberto Barrios González dijo...

Hola. Me alegro ver a los muchachos empacadores, (ahora se llaman Jóvenes Estudiantes Practicantes ESPRA de Riba Smith), lucirse con preguntas al Joven Escritor panameño Ramón Francisco Jurado. Fue una experiencia muy provechosa y llena de cultura que enriquece a los jóvenes para la vida.

Saludos Ramón,

Atentamente, Prof. Francisco Barrios

RF Jurado dijo...

Saludos, tocayo.